Políticos e intelectuales de Europa llaman al Gobierno del Reino Unido para reanudar el diálogo con la Argentina

Académicos, escritores y periodistas de numerosos países de Europa que integran los 18 Grupos Europeos Pro Diálogo sobre la Cuestión Malvinas mantuvieron hoy una reunión sin precedentes con el canciller Timerman en Londres y firmaron una convocatoria al diálogo

Destacadas personalidades de la política y la cultura de numerosos países de Europa mantuvieron esta mañana en Londres una reunión sin precedentes con el canciller Héctor Timerman y suscribieron una Declaración convocando al diálogo entre la Argentina y el Reino Unido para resolver en forma pacífica y definitiva la disputa de soberanía por las Islas Malvinas, de acuerdo con las resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas y los reiterados llamados de la comunidad internacional.

La embajadora argentina en Londres, Alicia Castro y los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores del Congreso de la Nación Argentina, senador Daniel Filmus y diputado Guillermo Carmona, formaron parte de la delegación argentina presidida por Timerman que mantuvo un dialogo durante toda la mañana de hoy con políticos, académicos, escritores y periodistas de Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Dinamarca, España, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Reino Unido, Rumania y Suecia que integran los 18 Grupos Europeos Pro Diálogo sobre la Cuestión Malvinas.

El texto suscripto por los integrantes de los grupos europeos comienza reconociendo que “desde hace 180 años existe una controversia entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, que Gran Bretaña usurpó a Argentina en 1833” y se lamenta de que el Reino Unido se niegue a dialogar sobre la Cuestión a pesar de que “este llamado al diálogo ha sido apoyado reiteradamente por toda la comunidad internacional”.

La Declaración resalta la posición de América Latina, que “se ha opuesto a lo que considera la persistencia de un enclave colonial en la región y aboga por la pronta reanudación de las negociaciones”.

El texto destaca que “América Latina es una zona de paz y la escalada militar británica es motivo de preocupación en todos los países de la región” y en este sentido llama la atención sobre el hecho de que “el Reino Unido continúa realizando actividades unilaterales en el área de disputa en el Atlántico Sur -la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables- en contravención a las resoluciones de las Naciones Unidas” y sostiene que “esto incluye la creciente militarización de la zona por parte del Reino Unido, que ha convertido a las Islas Malvinas en una de las áreas más militarizadas del planeta”.

La Embajadora argentina, Alicia Castro, hace un balance del encuentro con destacadas personalidades de la política y la cultura de numerosos países de Europa durante la cual se suscribió una Declaración convocando al diálogo entre la Argentina y el Reino Unido para resolver en forma pacífica y definitiva la disputa de soberanía por las Islas Malvinas, de acuerdo con las resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas y los reiterados llamados de la comunidad internacional

El profesor Marcelo Kohen, especialista en la Cuestión Malvinas, refiere su relación con la problemática y explica las nociones básicas que sostienen, en el marco del derecho internacional, la legitimidad del reclamo argentino

Alejandro Betts, argentino nacido en las Islas Malvinas, cuenta su historia y su descubrimiento de la problemática colonial. Además, Betts es uno de los peticionarios de parte de la Argenitna, ante el Comité de Descolonización de Malvinas.

Convocatoria al Diálogo entre el Reino Unido y Argentina

image

Desde hace 180 años existe una controversia entre la Argentina y el Reino Unido por la soberanía de las Islas Malvinas, que Gran Bretaña usurpó a Argentina en 1833. Más recientemente, en 1965, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció la existencia de esta disputa de soberanía través de la Resolución 2065. La misma establece que la Argentina y el Reino Unido deben encontrar una solución pacífica, teniendo en cuenta los intereses de los habitantes de las islas, y exhorta a ambas partes a negociar. 

Desde ese momento y hasta 1982 tuvieron lugar negociaciones entre ambos países, en el marco de las cuales se analizaron distintas opciones, incluyendo la posible transferencia de las islas, la administración conjunta y el retroarriendo.

Estas negociaciones se interrumpieron con el comienzo de la guerra en 1982 y nunca se reanudaron. La guerra tuvo lugar cuando la Argentina estaba gobernada por una dictadura militar que persiguió, torturó e hizo desaparecer a 30.000 de sus ciudadanos. Cuando Argentina perdió la guerra, el gobierno militar colapsó, y los gobiernos democráticos posteriores han rechazado unánimemente recurrir  a la guerra por las islas. Argentina está comprometida a través de su Constitución Nacional de 1994 a resolver la disputa de soberanía de manera pacífica, respetando los intereses de los habitantes de las islas.

Desde el retorno de la democracia en diciembre de 1983, la Argentina no constituye una amenaza para el Reino Unido o las Islas Malvinas. En Argentina continental ya vive una gran comunidad de descendientes de británicos perfectamente integrados al quehacer nacional. Argentina ha reiterado su compromiso con el diálogo, y las Naciones Unidas continúan exhortando a ambas partes a reanudar las negociaciones. Todo sugiere que valdría la pena que el Reino Unido restablezca el diálogo que existía antes de 1982.

Sin embargo, el gobierno del Reino Unido se niega a dialogar.

Este llamado al diálogo ha sido apoyado reiteradamente por toda la comunidad internacional. América Latina, en particular, se ha opuesto a lo que considera la persistencia de un enclave colonial en la región y aboga por la pronta reanudación de las negociaciones.

Entretanto, el Reino Unido continúa realizando actividades unilaterales en el área de disputa en el Atlántico Sur -la exploración y explotación de recursos naturales renovables y no renovables- en contravención a las resoluciones de las Naciones Unidas. Esto incluye la creciente militarización de la zona por parte del Reino Unido, que ha convertido a las Islas Malvinas en una de las áreas más militarizadas del planeta. América Latina es una zona de paz y la escalada militar británica es motivo de preocupación en todos los países de la región.

En vista de lo expresado, los abajo firmantes deseamos hacer un llamado al gobierno del Reino Unido para reanudar el diálogo con la Argentina. Estos dos países democráticos tienen una larga tradición de amistad y mutua cooperación, y este año coinciden como miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Creemos que solo por medio del diálogo podrán demostrar al mundo su vocación por la paz y el respeto por el derecho internacional.

Londres, 6 de febrero de 2013

A Call to Dialogue between United Kingdom and Argentina

image

Over the past 180 years there has been a dispute between Argentina and the United Kingdom over the sovereignty of the Malvinas/Falkland Islands, which Britain seized from Argentina in 1833. In more recent times, in 1965, the UN General Assembly recognized the existence of this sovereignty dispute through Resolution 2065. This states that Argentina and the UK must find a peaceful solution, taking into account the interests of the inhabitants of the islands, and it calls on both sides to negotiate.

From then on, until 1982, negotiations did take place between the two countries, and various options were discussed, including the possible transfer, a joint administration, and leaseback.

Those negotiations were interrupted by the outbreak of the war in 1982, and they have never been resumed. The war took place when Argentina was ruled by a military dictatorship that persecuted, tortured and disappeared some 30,000 of its citizens. When Argentina lost the war, the military government collapsed, and subsequent democratic governments have unanimously rejected any recourse to war over the islands. Argentina is committed by its Constitution of 1994 to resolve the sovereignty dispute peacefully, respecting the interests of the islands inhabitants.

Since the return of democracy on December 1983, Argentina represents no threat to the UK or to the Malvinas/Falkland Islands. Mainland Argentina is already home to a large community of British people who are well integrated into national affairs. Argentina has consistently reiterated its commitment to dialogue, and the United Nations continues to urge both sides to resume negotiations. Everything suggests that it would be worthwhile for the United Kingdom to re-establish the dialogue that existed before 1982.

Yet the UK government consistently refuses to talk.

The call for dialogue has been supported by the entire international community. All the countries of Latin America, in particular, have opposed what they see as the survival of a colonial enclave in the region, and they argue in favour of the urgent resumption of negotiations.

Meanwhile, the UK continues to undertake unilateral activities in the disputed area of the South Atlantic - the exploration and exploitation of natural resources, renewable and non-renewable - in violation of UN resolutions. This has included the increasing militarization of the area by the United Kingdom, making the Malvinas/Falkland Islands into one of the most militarized areas in the world. Latin America is a region of peace, and British military build-up is a concern to all countries of the region.

In view of the above, we, the undersigned, call upon the UK government to resume the dialogue with Argentina. These two democratic countries possess a long tradition of friendship and mutual cooperation, and this year they are both members of the UN Security Council. We believe that only through dialogue can they show the world their vocation for peace and adherence to international law.”

London, 6 February 2013

Marcelo Vernet, escritor, es uno de los peticionarios argentinos ante el Comité de Descolonización de la ONU, y un testigo de la exclusión británica de la población argentina de las Islas Malvinas, ya que es tataranieto de Luis Vernet, gobernador argentino expulsado de allí. 

Reflexión de la abogada Sophie Thonon Wesfreid quien es una destacada luchadora en defensa de los derechos humanos y apoya el pedido de diálogo de nuestro país para encontrar una solución pacífica a la Cuestión Malvinas.

Reflexión del periodista británico y miembro del Grupo Europeo Pro Diálogo en la Cuestión Malvinas.

La Embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, lee junto al Canciller Timerman el documento firmado por políticos e intelectuales de Europa que llaman al Gobierno del Reino Unido para reanudar el diálogo con la Argentina.